Comunicación

¿Cómo entender la Capitalización y no morir en el intento?

Written by admin

Para poder tratar el tema de la capitalización es asunto menester conocer o traer a la memoria el concepto de capital, según la economía.

Como se pudiera recordar según las clases de contabilidad o economía, capital no es más que todo aquello que se tiene bajo posesión ya sean bienes o algún tipo de privilegios. Se debe también traer a memoria los conceptos de activos y pasivos.

Los activos son todo por cuanto se posee y son reconocidos como figuras del tipo patrimonial del capital, mientras que los pasivos no son otra cosa que números en rojo y obligaciones.

Capitalizar es entonces como ser dueño de la mano de midas, es aprovechar las oportunidades que se presentan y utilizarlas a modo de generar beneficios propios.

Una de las palabras claves para una empresa

¿Por qué es tan importante para un ente capitalizar?

Bien, es justo en este punto de la historia en donde se conoce un nuevo concepto, liquidez. Si no hay la existencia de liquidez en una empresa esta no se moverá y será una empresa inoperante.

La liquidez en términos comprensibles es sencillamente es la herramienta con la cual las empresas pueden dar cara a lo relacionado con las obligaciones financieras.

¿Y cómo se obtiene la liquidez?

Hay en existencia un par de maneras:

  • Préstamo: Honestamente no es la opción favorita, tener que pagar intereses y estar sometidos a muchas exigencias que solo retardan los beneficios no es algo deseado, especialmente si hay prisa.
  • La bolsa: Valores de mercado, al estar presente la frase se sabe de antemano que el ente empresarial no cuenta con liquidez que la salve en el momento así que es hora de que las acciones sean cotizadas.

Otro término a observar

La aparición de la capitalización simple y compuesta.

La capitalización compuesta es muy sencilla de entender, ya que solamente trata de un capital que se ha venido acumulando desde su inversión inicial, además claro está de los valiosos intereses que fueron sumándose durante el trayecto.

Lo que más menester resulta de una capitalización compuesta siempre es lo que resulta al final, dicho rendimiento es una de las claves, junto desde luego a lo que se generó en intereses.

Entre tanto la capitalización simple aquellos intereses tan bien vistos son únicamente existentes debido al capital que se llevó inicialmente, esto sucede en motivo de que los nombrados intereses deben ser retirados a medida que los períodos van caducando.

Básicamente la cantidad que se pone inicialmente, logra intereses de forma constante, pero sin acoplarse al capital.

En lenguaje matemático

La capitalización simple puede ser tenida a modo de fórmula ya que es un proceso que se consigue de la mano de cálculos, como se debió haber estudiado en matemáticas financieras.

La que suele ser más empleada para el cálculo de los interés es:

I = Co . i . t

Inicialmente i quiere decir 1 y la t vendría a representar lo referente al tiempo.

Entonces 1:    tasa% / 100

Legalmente la fórmula queda así.

Interés = ( capital – tasa% ) / (100 –  t (día, meses, años) )

Ejercicio:

Se quiere saber cuánto es el ascenso del interés simple que se produjo gracias a un capital de 25. 000 euros, los cuales se invirtieron por cuatro años con 6% de tasa anual.

En este punto la fórmula entra en juego.

I = Co . i . t

El 6% es graficado al tanto por 1 cuya resolución es 0,06

Entonces:

25.000 . 0.06 . 4 = 6000

De forma que:

En un tiempo de 4 años siendo a una tasa del 6% de interés simple, el capital de 25.000 euros ha logrado 6000 euros de intereses.

A largo plazo

Es momento de dar esclarecimiento en otra área pertinente, la capitalización a largo plazo.

No es sino una forma de medida cuya indicación es la relativa importancia que acarrean las deudas dadas a largo plazo, siendo de forma estructural e interna del capital de la entidad empresarial.

Entre tanto sea elevado el indicador, la empresa estará cada vez más cerca de ser acorralada en términos financieros. Un contratiempo o situación inesperada que tambalee las finanzas podría caer en la iliquidez o en la insolvencia.

El denominador del indicador ya señalado, es dado por la suma total de deudas a largo plazo junto al patrimonio del ente. Este tipo de situación da pie a que la interpretación de lo que se obtuvo sea dado por cifras retocadas dada la inflación.

Vuelta a la situación

En cuestiones de la vida existen momentos en que los números en rojo se vuelven un problema que otorgan más y más peso al día a día, pero existe en el mundo financiero métodos de dar vuelta a la situación como llevar una fea deuda a la capitalización.

Aquello de capitalizar una deuda es coloquialmente “darle vuelta a la tortilla” transformándola en capital.

¿Cómo?

Con un fundamento importante. Primeramente la banca acreedora debe tener convicción en que es viable la capacidad monetaria de la institución tras el proceso de transformación de dicha deuda.

La amenazadora situación de impago de la deuda en ningún caso puede superar el valor de las acciones.

¿Quiénes participan en una capitalización de deudas?

  • La banca acreedora: Son muchas entidades que de forma usual realizan formalmente préstamos del tipo sindicados. Que la tanda de bancos y la banca acreedora que los unifica estén en armonía con el tema, no se discute.
  • Accionistas: Todo lo que se diga o lleve a cabo debe tener el pulgar en alto de toda la barra de accionistas.
  • Los directores: Las empresas proponen, los directores disponen.

Medidas económicas

La Capitalización bursátil se entiende por ser puntero con referencia al valor absoluto de los entes financieros basándose en los precios del momento en el mercado.

¿Cómo se realiza la capitalización de intereses?

Sucede al momento en que los entes empresariales acoplan los intereses acumulados por el parte financiero de sus clientes dentro de los mismos entes empresariales a la hora de capitalizar los intereses, de esta manera hay un aumento muy provechoso que será plataforma para ejecutar la próxima capitalización.

About the author

admin

Leave a Comment